Vienen cambios

Leí hace unos días el Post que Jesús Alfaro, Catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad Autónoma de Madrid, escribió en su Tribuna de Voz Populi. El título del post: ¿En qué se diferencian Steve Jobs de Henry Ford?. Un título sin lugar a dudas atractivo, que me invitó a entrar a leer.

Sin presentaciones, en la primera linea, se refiere el Profesor Alfaro a una charla de Nick Hanauer dada en TED en Agosto de 2014. De esa charla saca un comentario de Hanauer:

“..el modelo para nosotros los ricos debería ser el de Henry Ford. Cuando Ford implantó su famoso salario de 5 $ al día, que era 2 veces el salario vigente en la época, no solo aumentó la productividad de sus fábricas, sino que convirtió a trabajadores pobres y explotados en una clase media próspera que ahora podía permitirse comprar los productos que fabricaba…” .

A partir de este comentario, desarrolla la teoría -muy válida por cierto- de que el gran éxito de Ford no fue el pagar 5 $ al día para aumentar la productividad y convertir trabajadores pobres en clases medias que podrían comprar sus productos. El gran éxito de Ford fue darse cuenta que estaba siendo un pionero, como tal podía disfrutar temporalmente de una posición monopolista y

“…siendo el pionero, los competidores habrían de ofrecer un salario equivalente al suyo para poder atraer a la mano de obra especializada. De otro modo, los mejores trabajadores se quedarían en Ford. Por tanto, al subir el sueldo a sus trabajadores, estaba creando una poderosa barrera de entrada y elevando los costes de sus rivales…”.

Interesante el artículo del Profesor Alfaro.

Pero me despertó la curiosidad. ¿Quien es Nick Hanauer? ¿Qué decía en su charla de TED?

De momento, el título de la charla con la que me encontré era bastante sobrecogedor:

Que en “roman paladino” quiere decir: “Atención, compañeros plutócratas, las horcas se están acercando“.

No se refiere a orcas sin “h”. Se refiere a horcas con “h”.

Os invito a escuchar y ver con tranquilidad su charla. Dura un poco más de 20 minutos. Y si no entiendes inglés, no hay problema, lo tienes con subtítulos en español para poder entender bien lo que dice.

Si no quieres ver el video, aquí tienes un artículo publicado por el en la revista Politico Magazine en el que explica lo mismo que cuenta en el video. Lo de menos, como podrás ver, es el comentario sobre Henry Ford.

Son estremecedores los datos que baraja y las cifras que presenta. Sin lugar a dudas él está preocupado y así lo hace saber. Deberíamos estar todos, si no preocupados, al menos si atentos. Vienen cambios. Sin lugar a dudas, vienen cambios.

Pero… ¿quien es Nick Hanauer?. El mismo lo aclara en los primeros minutos del video. Explica que ni es más inteligente que los demás, ni más trabajador, ni mejor. Es simplemente alguien que ha sido muy afortunado en la vida y ha sabido aprovechar sus oportunidades: fue, entre otras cosas el primer inversor en Amazon.com tras Bezos y su familia. Después fundó una empresa de software que vendió a Microsoft por 6,5 Billones de dólares y ahora, entre otras cosas, tiene su propio Banco, junto con unos amigos.

No parece un inconsciente.

Las ideas que baraja Nick Hanauer son ideas que creo que muchos de nosotros compartimos y que nos hacen preguntarnos… ¿llegarán los cambios? ¿cuando empezarán a llegar? ¿de la mano de quien? ¿cómo lo harán? ¿cómo serán los cambios a los que es más que probable que tendremos que enfrentarnos? ¿qué ocurrirá con nuestras vidas o con las de nuestros hijos? ¿estamos preparados para los cambios que han de venir?

Sin lugar a dudas, creo y espero que no será una revolución sangrienta como las revoluciones que conocimos en el pasado. Pero sin embargo, sí estoy convencido que será una auténtica y verdadera revolución.

Hasta hace muy poco tiempo las diferencias sociales y económicas eran conocidas y evidentes, pero no había altavoces que pudieran fácilmente dar voz y sonido a las ideas que de esas desigualdades surgían. Hoy las redes sociales y la generalización de las herramientas de comunicación, está haciendo ya cambiar el mundo y sin lugar a dudas facilitan y facilitarán mucho más la comunicación y por tanto, el acceso a unos altavoces que hasta hace muy poco tiempo no existían.

Se habla mucho de los primeros cambios que ya están llegando y de los que son más evidentes. Surgen -como siempre cuando se avecinan cambios en la sociedad- en el ámbito de la economía y son consecuencia de la nueva economía “colaborativa” que podemos ya disfrutar: una economía en la que el cliente final es más libre para escoger y tiene la herramienta para permitir el cambio: su teléfono móvil. Hoy en día las herramientas de comunicación en manos de la mayoría de la población, permiten poner en marcha plataformas con el mínimo número de intermediarios. Algo que hasta hace muy poco tiempo era simplemente impensable. Han surgido y están teniendo un enorme éxito empresas que simplemente ponen en contacto a prestador de servicio y usuario. Las antiguas estructuras, acostumbradas a una existencia cómoda y garantizada en la que el cliente había pasado a un segundo o tercer nivel, empiezan a tambalearse y algunas empiezan ya a desaparecer o a ser irremediablemente transformadas. Está pasando con algo tan usado como las reservas de habitaciones o los taxis. ¿Quien no ha oído hablar de Airbnb o de Uber -con quien en estos días, por cierto, uno no se puede conectar en España por decisión judicial-? ¿Quien no ha utilizado o utiliza YouTube para ver los contenidos televisivos cuando quiere o como quiere?

Vendrán maneras de cambiar la industria energética, de forma tal que cada uno pueda producir con energías limpias una parte o toda la energía que necesite. Cambiarán también las maneras de entender el funcionamiento de Bancos: ya se ven y crecen plataformas independientes de financiación que ponen en contacto gente que busca financiación y potenciales financiadores. ¿Quien no se acuerda de Kodak, la empresa que desapareció cuando la fotografía pasó a ser algo completamente diferente? En estos días los nuevos compradores de lo que quedaba de Kodak están a punto de lanzar un nuevo modelo de teléfono móvil con cámara fotográfica. No se si será ya demasiado tarde.

Mientras todo esto está ocurriendo, la desigualdad se expande como un cáncer silencioso entre nuestra sociedad. Es como una mancha de aceite que crece, crece y crece. Hasta ahora lo hace de una manera silenciosa.

Consuelo López Zuriaga, portavoz de Oxam/Intermon, recientemente en una entrevista que le realizaban, afirmaba que

Son muy significativos los datos de los Estados Unidos, donde el uno por 100 de los ciudadanos ha acumulado el 95 por 100 del crecimiento económico total posterior a la crisis del 2009. Esto indica que en el país más rico del mundo se está produciendo una concentración alarmante de la riqueza. Pero no menos importante es el caso de la Unión Europea, que ha sido paradigma de sociedades equitativas y del estado del bienestar, y ahora se encuentra en un momento muy preocupante con 122 millones de pobres. Una situación inaceptable pero que aún puede agravarse. Porque la proyección de los datos indica que, de mantenerse las políticas económicas vigentes, la Unión Europea podría llegar a los 146 millones de pobres en el año 2025. Algo que hasta hace poco resultaba impensable para una zona del planeta que era una burbuja de prosperidad

Y para el caso de España, hacía afirmaciones todavía más duras si cabe:

España es el país más desigual de la Unión Europea, seguido por Letonia. Y el agravamiento de la desigualdad es muy alarmante. Basta con observar que la riqueza de las 20 personas más ricas de nuestro país equivale a la renta del 20 por 100 más pobre de la población. Nuestros cálculos indican que, de no modificarse las políticas de austeridad, en el año 2025 podría haber en España veinte millones de personas en riesgo de exclusión social. Es decir, casi un 42 por 100 de la población española, lo que supondría un cambio absoluto en el perfil sociológico de un país como el nuestro, que permaneció en niveles de bienestar equiparables a los de la Unión Europea hasta el año 2008

El Diario Online Business Insider, recientemente ha publicado también un artículo que titula “The Richest 1% Will Own Half The World’s Wealth By 2016”… el 1% más rico del planeta será dueño de la mitad de la riqueza mundial en el año 2016. O sea, el año próximo.

¿Hasta cuando seguirá siendo silenciosa esa mancha de desigualdad que crece, crece y crece? ¿De verdad creemos que no vienen cambios?

La tecnología y las herramientas para el cambio están en las manos de cada uno de nosotros. La capacidad para impulsar el cambio está también en cada de nosotros, dentro de nosotros. Pero muchas veces da la impresión que no estamos organizados, ni preparados para el cambio. Parece como si nos faltaran las ideas. ¿Quien pilotará ese cambio? ¿Se darán cuenta los que dirigen nuestras sociedades que este cambio que viene está profundamente arraigado en la realidad vital de los ciudadanos y es como una hidra con un montón de cabezas? No sirve de nada esforzarse en cortar algunas de las cabezas que van apareciendo: cada vez que corten una, aparecerán nuevas cabezas con más fuerza.

Así seguirá siendo hasta que la sociedad y la convivencia entre los seres humanos vuelva a un nivel de respeto y normalidad entre las personas.

¿Se pilotará adecuadamente? ¿ocurrirá lo que pasó con la Revolución Francesa o más recientemente, por seguir el ejemplo antes usado, con Kodak?

Cuando se dieron cuenta que había que hacer cambios y quisieron ponerse a implementarlos, era ya demasiado tarde. Desde luego, la estrategia de la avestruz no parece que vaya a ser la mejor de las estrategias y en muchos casos es lo que parece que se está practicando.

3 Comentarios
  1. 19 enero, 2015
    • 20 enero, 2015
  2. 14 febrero, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *