¿Ahora qué? ¡A seguir adelante!

¿Ahora qué? es la pregunta que se estarán haciendo muchos con respecto a la candidatura olímpica. Es la misma pregunta que nos hacemos los empresarios y los emprendedores cada vez que nos dicen que no.

La única respuesta que nos podemos dar es siempre la misma: seguir adelante.

Hay que seguir luchando, seguir peleando y sobrevivir para crecer y para triunfar.

Estoy seguro que la candidatura de Madrid 2020 para celebrar los Juegos Olímpicos estaba hecha concienzudamente. En detalle. Con muchísimo trabajo, con mucha profesionalidad. Con la aportación desinteresada de muchos profesionales y con la ilusión de muchos, muchísimos ciudadanos. Era una candidatura bien preparada, que además contaba con una base que parecía muy sólida: más del 75% de las instalaciones para unos Juegos a celebrar dentro de 8 años ya existen. Son realidad. Y además contaba con un gran apoyo institucional por parte de los Organismos Públicos. Una muy buena candidatura.

Pero nos han dicho que no.

Lo mismo que nos vienen diciendo desde hace años a los emprendedores y a los empresarios en muchos lugares a los que acudimos a presentar nuestros proyectos: No.

No, no, no y no.

Y nos dicen que no, llevando lo que nosotros vemos como un proyecto sólido, solvente y con un enorme futuro.

¿Es real que te dicen que no?” preguntan algunos… Parece ser que sí por lo que ha pasado en Buenos Aires. Dicen que no a buenas candidaturas y a buenos proyectos. “No”. Así de corto y así de claro.

¿Qué hacemos cuando nos dicen que no? Seguir adelante.

No te puedes rendir porque te digan que no. Los españoles no nos vamos a rendir. Pero deberíamos aprender la lección que encierra ese no de cara a nuestro futuro.

Hay muchas personas, en muy diversos estratos en nuestra sociedad, que son muy ajenos a que les digan que no. Hay muchos que no se dan cuenta que lo que ellos piensan, no es en realidad lo que piensan los demás. De hecho, cuando les cuentas que te han dicho que no y que muchas veces lo han hecho por el mero hecho de ser españoles, lo ponen en duda. Te dicen que eso no es posible. Ponen en duda inmediatamente que tu proyecto sea solvente -como sin duda lo era el proyecto de Madrid 2020- o ponen en duda que la negativa recibida haya sido por ser español o estar en España -como le ha ocurrido a Madrid 2020-. “Eso es imposible” te dicen. Pero es algo que nos ocurre a muchos cuando salimos a hacer nuestro negocio fuera de España.

Hoy en día tristemente, en el mundo del dinero, ser español no es lo mejor.

El no del Comité Olímpico Internacional a Madrid, es un no a España. Es un no a un proyecto solvente, pero un proyecto a desarrollar en la España de los próximos ocho años.

Es un no con una razón, por supuesto: han encontrado más solvente y mejor el proyecto de Japón. Mi enhorabuena a Japón, al proyecto Tokyo 2020 y al pueblo japonés. Han hecho su trabajo, lo han hecho bien y en el momento oportuno.

Pocoyo felicita a Japón

Pocoyo felicita a Japón

 

¿Eso hace malo el proyecto de Madrid 2020? No. Da luz y bastante clara de lo que fuera se piensa de España.

Y tiene un triste consuelo: existe una razón para la negativa. Cuando nos han dicho que no, acto seguido le han dicho que sí a Japón. A los empresarios muchas veces nos dicen simplemente que no, sin darnos una razón. O con razones que están muy lejos de la lógica. Desde que arrancó esta crisis es lo que vivimos día a día desde hace ya varios años. Pero seguimos luchando.

La negativa del COI, además en primera votación, estoy seguro y espero que haya sido una muy buena ducha de agua fría para algunos -o para muchos- de esos que no se dan cuenta todavía de por dónde va la realidad. La realidad que vivimos los que estamos todo el día en la calle, sacando adelante nuestras empresas y nuestros trabajos.

Espero que haya sido una ducha de agua fría para los que piensan que en España las cosas “ya van bien“, para los que piensan que fuera de España la gente no se lee las noticias de lo que está pasando aquí, para los que dicen que el hecho de ser español en ningún caso es una rémora, para los que piensan que la gente no se para a hacer las cuentas, para los que siguen diciendo que los Bancos están queriendo dar crédito pero que no tienen demanda solvente, para los que creen que estamos ya saliendo de la crisis y para los que no se dan cuenta que hay que hacer todavía muchos, muchos más cambios para que la economía en el futuro pueda cambiar de verdad a mejor.

El COI y sus miembros son un organismo serio que cuando toma una decisión de este tipo está mirando hacia delante. Si viera tantas seguridades en el futuro de España, seguramente se habría decidido por España o al menos la candidatura española no habría caído en la primera votación. Es importante que leamos y entendamos lo mejor posible el mensaje que entre lineas nos han enviado.

Nos han dado una ducha de agua fría.

Pero una ducha de agua fría es solamente eso: una ducha de agua fría. Cuando estudiaba en Salamanca, nos duchábamos con agua fría. Nunca en esos años me cogí un resfriado. ¡Y mira que hace frío en invierno en Salamanca! Eso sí, si te das una ducha de agua fría y luego te la das de agua caliente para sentirte mejor, el resfriado está garantizado.  Afrontemos nuestra realidad.

¿Ahora qué? ¡A seguir adelante!

 

2 Comentarios
  1. 11 septiembre, 2013
  2. 14 septiembre, 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.